Dinero rápido y fácil (préstamos), así funciona

Conseguir dinero rápido y fácil, a través de préstamos en la red, es cada día más sencillo y asequible, lo que no quiere decir que sea barato. De ahí que sea tan importante comparar, antes de contratar

La posibilidad de conseguir dinero fácil y rápido, que ofrecen las nuevas compañías de préstamo, instaladas en internet, contrasta con la forma (más lenta y con más requisitos) en que operan las entidades financieras convencionales, y se ha convertido en la principal seña de identidad de las financieras online. El hecho de que algunas concedan préstamos con ASNEF y sin propiedad (sin aval), unido a las ofertas de créditos sin intereses (cuando es la primera vez que lo solicitamos), completan y explican el enorme crecimiento del sector.

Publicidad

 

TE INTERESA

creditosrapidosyfaciles.com

Si quieres beneficiarte y ahorrar, en la página principal de nuestra web puedes ver una comparativa de las mejores financieras online y sus condiciones.

 

 

 

Dinero fácil y rápido: Los nuevos préstamos en Internet

Son muchas las diferentes financieras rápidas que existen, sin embargo, el producto que ofrecen a sus usuarios es muy similar si lo comparamos: pequeños créditos personales por cantidades de entre 300 y 500 euros los cuáles pueden tramitarse por completo a través de la red, y hacerse efectivos en tan sólo unos minutos (por supuesto también podemos encontrar préstamos por cantidades mayores, pero estas cantidades parecen ser la tónica habitual).

 

La clave del éxito de los préstamos a través de la red parece residir en lo sencillo que resulta operar con estas financieras: en la gran mayoría de los casos, todo se gestiona a partir de su página web, donde se nos explica claramente todo lo que debemos introducir para acceder a nuestro dinero. Y es que pese a lo agresivo de sus eslógans publicitarios como “tu dinero en menos de 10 minutos”, este tipo de empresas cumplen exactamente lo que ofrecen, ya que el cliente valora mucho el saber que podrá disponer de su crédito prácticamente en el acto. Hay que decir que, aunque la media de solicitud ronda los 300 euros, algunas entidades conceden bastante más, tal como hablábamos hace poco tiempo en el artículo dedicado a cómo conseguir un préstamo de 3000 euros sin aval.

No obstante, esos números ya se alejan de lo que es “normal” en los préstamos rápidos.

Y es que la “rapidez” en la que el cliente recibe el dinero solicitado, es uno de los grandes atractivos de este tipo de financieras, de ahí que cada vez sea mayor su competencia, ajustando la cantidad de minutos en las que podremos conseguir que nuestro crédito se haga efectivo.

Dinero rápido y fácil de conseguir: un producto condenado al éxito.

Dinero rápido y fácil de conseguir: un producto financiero de gran éxito.

Minipréstamos en la red: a la caza del crédito más rápido

No es de extrañar pues, que mucha de la infraestructura de este tipo de empresas de préstamos rápidos en Internet esté dedicada a ofrecer a sus clientes las mayor rapidez posible, dado que la competencia ha llegado a ser tan agresiva, que un minuto de más o de menos en hacer efectivo el pago, puede llegar a suponer quedarse con la mayoría de clientes, y por lo tanto, con la mayoría de ventas.

Y es que al consumidor de Créditos Fáciles le importa y mucho la velocidad: “Si puedo tener 500 euros en 8 minutos, ¿por qué debería esperar 10?”, es un pensamiento que muchos clientes de este tipo de financieras tienen en mente a la hora de solicitar este servicio.

En la mayoría de casos, se trata de cantidades pequeñas de dinero, que están pensadas para gastos inesperados, como ayuda extra a final de mes, o simplemente como excusa para financiar ese capricho que llevábamos esperando tanto tiempo y para el que nuestro sueldo no era suficiente. Sin embargo, los minicréditos no deben utilizarse como una fuente de financiación “ilimitada”, por lo que pese a su sencillez de uso, las entidades financieras apuestan por un consumo responsable.

Publicidad

Dinero veloz y de fácil tramitación: buscando la mejor web

Que la velocidad es importante en los créditos a través de Internet es algo que ya ha quedado claro, sin embargo, ¿qué pasa con la gestión de solicitudes?, ¿cuáles son las financieras que ofrecen una mayor facilidad al usuario a la hora de solicitar un préstamo?.

Compara con nosotros y ahorra.

Compara con nosotros y ahorra. Créditos Rápidos y Fáciles

Por norma general, todas las financieras rápidas funcionan de manera sencilla y muy similar: nos ofrecen una página web donde podemos introducir la cantidad de dinero que necesitamos, así como el tiempo que queremos para devolver la deuda, y acto seguido, estaremos rellenando un formulario con datos sencillos y asequibles (DNI, número de teléfono, correo electrónico, etcétera) que servirá para validar nuestra solicitud. El resto, ya sabemos cómo funciona: en cuestión de unos minutos recibiremos la respuesta a nuestra solicitud, y, en el caso de ser aceptada, tendremos el dinero ingresado en nuestra cuenta en el acto.

Tal y como podemos ver, un proceso sencillo, que está al alcance de cualquier tipo de perfil.
Sin embargo, pese a su sencillez, este tipo de micro créditos fáciles han de saberse gestionar con responsabilidad, ya que los créditos rápidos manejan altos intereses que pueden llegar a convertirse en una solución poco acertada, si no planificamos como devolver nuestra deuda en el intervalo de tiempo que hemos pactado.

Publicado en Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *