Tarjetas de crédito: sus pros y sus contras

Comprar con tarjeta, cada vez más implantado.

Las tarjetas de crédito (y débito) se han convertido en uno de los principales y más fáciles métodos de pago alrededor de todo el mundo, un sistema a través del cual podemos obtener préstamos de dinero mensual o puntualmente, así como obtener una protección extra en nuestras compras o conseguir puntos de recompensa que podamos cambiar por regalos.

Publicidad

Sin embargo, si utilizamos nuestras tarjetas de crédito de manera imprudente, podríamos acabar pagando muchos intereses y acumular una importante deuda que nos pondría en una complicada situación financiera.

 

Tarjetas para comprar con comodidad y seguridad

 

Pese a esto, debemos de ser conocedores del producto bancario que tenemos entre manos, para comprender todos sus pros y sus contras. A continuación os vamos a hablar de los pros y contras de este sistema de pago tan extendido.

De tu interés

Recuerda que te ofrecemos un servicio de comparador de minicreditos fáciles (haz clic para comparar), donde podrás encontrar, entre otros, mini préstamos sin aval o, por ejemplo créditos rápidos con ASNEF, si estás en un momento en que necesitas dinero rápido, pero estás en ASNEF y no puedes conseguir financiación.

Pero hoy nos toca hablar de las tarjetas de crédito, nos gustaría mostrate sus ventajas e inconvenientes:

Comenzamos por los pros de las tarjetas.

Son una forma rápida de conseguir crédito

Tanto si nos vemos en apuros económicos al llegar a final de mes, como si queremos comprarnos algo caro que no podemos permitirnos pagar al contado con nuestro sueldo, una tarjeta de crédito se convierte en nuestro compañero ideal.

Tan solo tenemos que ponernos en contacto con nuestra entidad bancaria y rápidamente nos ofrecerán una tarjeta electrónica que se ajuste a nuestras necesidades, de manera que sin tener el dinero en la mano podamos tener acceso a ese capricho puntual, pagar con tarjeta de crédito e ir aplazando el coste total del producto en diferentes mensualidades.

Ofrecen una buena protección al consumidor

Como consumidores, muchos de nosotros desconocemos que cuando estamos pagando con una tarjeta de crédito vamos a recibir mucha más protección que si lo hacemos con dinero en efectivo, una tarjeta de débito, o un cheque.

Además, esa protección se extiende a casos en los que nuestra tarjeta es utilizada de manera fraudulenta, casos en los que el consumidor puede solicitar la devolución total del importe al proveedor del servicio. Por supuesto, antes de efectuar la devolución, las entidades bancarias estudiarán el caso para ver que no ha habido ningún tipo de negligencia por parte del usuario, por lo que en este tipo de situaciones tenemos que ir con cuidado ya que como consumidores, podríamos perder la cobertura para la devolución del importe que se nos ha cobrado de manera fraudulenta.

Podemos pagar nuestras compras a través de internet

Las tarjetas de crédito se han convertido en una de las modalidades de pago más populares en internet, ya que ofrecen al usuario una manera fácil y segura de efectuar sus compras a través de la red.

Publicidad

Promociones especiales y premios por fidelidad

Muchas tarjetas de crédito ofrecen a sus usuarios incentivos para pagar y consumir a través de ellas, ya que conforme vayamos acumulando pagos vamos a obtener puntos de fidelidad, cash back, o promociones especiales con las que podremos obtener regalos de todo tipo.

Un método de pago aceptado en cualquier punto del planeta

Las tarjetas de crédito pueden convertirse en nuestro mejor aliado a la hora de ir de viaje a cualquier parte del mundo, ya que es un medio de pago que posee una aceptación muy extendida.

De esta manera no tendremos que preocuparnos en las fechas previas al viaje por conseguir el cambio de nuestra moneda a la del país que vamos a visitar, además de que podremos viajar con mayor tranquilidad y mejorando nuestra seguridad ya que, al no llevar dinero en efectivo con nosotros, podremos evitar robos y complicaciones inesperadas.

Consigue efectivo en cualquier momento y en cualquier lugar

Cuando llevamos en nuestra cartera una tarjeta de crédito, estamos siendo portadores de un método de pago que además nos permite operar desde cualquier cajero, lo cual implica ventajas como la posibilidad de conseguir dinero en efectivo a cualquier hora del día, así como cualquier día del mes, sin importar que sea festivo.

Con todas estas ventajas acerca de las tarjetas de crédito en nuestra mente, parece obvio que todos necesitamos hacernos con una para poder disfrutar de todos los servicios añadidos. Sin embargo, las tarjetas de crédito también esconden aspectos negativos, los cuales queremos descubrir a continuación.

Contras de las tarjetas de crédito:

Tan sencilla de utilizar, que podemos abusar de ella

Así de simple, ¿quién podrá resistirse a pagar ese capricho con el qué nos hemos encontrado al irnos de tiendas?.
Cuando llevamos una tarjeta de crédito en nuestro bolsillo debemos de tratar de apostar por el consumo responsable, ya que si tenerla implica un volumen de gastos demasiado grande, vamos a acabar con una deuda pendiente a la que vamos a tener que hacer frente en el futuro.

Intereses y cuotas mensuales

Obviamente a las entidades financieras les interesa que contratemos este tipo de productos ya que a ellos les genera un beneficio, por lo que antes de contratar este método de pago, tenemos que asegurarnos de que somos conocedores de todas las condiciones que nuestra tarjeta va a implicar, así como todos los gastos, intereses y comisiones extra que vamos a tener que pagar. Leer el contrato atentamente antes de firmar se convierte en algo obligatorio. Por muy interesantes o bajos que puedan parecer los intereses, tenemos que conocer todos los requisitos que vamos a aceptar al contratar este producto.

Si no nos aseguramos de elegir el tipo de tarjeta correcto, sin lugar a dudas vamos a terminar pagando más de lo necesario. Un gasto extra que si estamos inmersos en una situación económica débil en la que no podemos ser capaces de cubrir los gastos que tenemos mes a mes, vamos a vernos con una deuda extra que no hace más que aumentar cada vez que pagamos con nuestra tarjeta de crédito.

La decisión es tuya. Sopesa los pros y los contras y opta por lo que mejor se adapte a tus necesidades. Lo importante es que las tarjetas te sean de ayuda, en lo que respecta a la seguridad y comodidad que ofrecen. Pero siempre entendiendo que, como todo, exige un control por nuestra parte. Desde creditosrapidosyfaciles.com te invitamos a utilizarlas en tu beneficio, estamos convencidos de que así será.

Publicado en Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *